5 herramientas para que lleves tu registro de libros leídos

Herramientas útiles para apuntar las novelas que lees

Si hay algo que caracteriza a las personas que leen novela romántica, en especial novela romántica LGTB, es que leen muchísimo. Puede que tú también leas mucho, pero que no tengas por costumbre llevar un registro de libros leídos.

A veces, cuando se lee tanto (ya sea en libro electrónico, papel o audiolibro), es un follón llevar un registro de las lecturas hechas. Si te gustaría llevar un registro de las novelas que lees, a continuación te propongo 5 herramientas prácticas y sencillas.

Cuadernos de lecturas

Son cuadernos diseñados específicamente para poder apuntar los libros que lees, registrándolos a mano en sus páginas. También se los conoce como cuadernos literarios o cuadernos de libros leídos.

Cuentan cada vez con mayor popularidad y multitud de diseños, y en sus páginas encontrarás fichas con apartados para rellenar: título, autor, notas, valoración, qué te gustó más y qué menos del libro, libros leídos por meses, etc.

Puedes encontrarlos en la sección de libros o papelería de grandes superficies, y también en Amazon.

También hay planificadores de lectura en formato digital (PDF) para luego imprimirlos en Etsy.

Cuaderno de lecturas de Iryna Zubkova, un cuaderno ideal para llevar tu registro de libros leídos.

Goodreads

Goodreads es, posiblemente, la plataforma digital más popular para registrar y apuntar las novelas que lees y dejar valoraciones de libros. Se puede usar tanto desde ordenador de sobremesa como a través de app, cuenta con muchísimos libros en su base de datos (y si no encuentras uno, lo puedes añadir tú) y, además, es gratuita.

Su principal ventaja es que es una forma sencilla de tener registros a lo largo del tiempo, de formar listas (por ejemplo, pendientes de leer), hacer comunidad con otros lectores, etc.

Entre sus desventajas, citaría dos: está principalmente en inglés (aunque teniendo nociones mínimas te puedes manejar), y conozco el caso de un par de usuarias que por un error en la base de datos de la empresa, algo totalmente ajeno a ellas, perdieron sus registros de años y no pudieron hacer nada por recuperarlos. Es algo que puede ser muy frustrante.

Agendas de papel

La oferta que hay hoy en día de agendas en el mercado es muy amplia, y muchas de ellas vienen con páginas finales destinadas a Notas. Es el método en papel que uso yo: tengo reservadas dos páginas de Notas al final de mi agenda para ir apuntando los libros leídos en cada mes.

Por cierto, mi agenda actual tiene diseños de Maria Hesse y es de su colección de TanTanFan. Es una maravilla. Tan bonita que llevar el registro de libros leídos cada mes es placentero.

Dentro de este apartado incluyo también, cómo no, las libretas de toda la vida. Hay quien incluso se crea un bullet journal (un cuaderno pensado para organizar ideas y el día a día) y lo dedica al registro de lecturas.

Google Drive

La plataforma gratuita de Google para compartir documentos en la nube es muy sencilla de usar, práctica y permite crear un archivo de texto o tabla en segundos, con los que apuntar en una lista todas las novelas que lees a lo largo del año.

Además, lo puedes compartir con otras personas si lo deseas, y puedes acceder en cualquier momento, ya sea desde ordenador de sobremesa o móvil, para editar y añadir más títulos.

No es el método más vistoso y bonito, pero sí de los más eficaces. Personalmente, es el que utilizo.

Notas de audio

Ya sea utilizando una aplicación específica del móvil para dejarte notas de audio, o creando un grupo de WhatsApp solo contigo para dejarte notas y poder acceder a ellas en cualquier momento (te sorprendería saber cuántas personas hacen esto), es una herramienta útil e inmediata.

Incluso puedes dejarte una nota de audio cada vez que te hayas leído algo, y posteriormente escucharlas para apuntar en otro lado (agenda, app, etc.) tu registro de libros leídos.

No olvides que lo importante es disfrutar

Hoy en día es fácil olvidarse de que lo importante en esto de la novela romántica (los libros, en general) no es sumarse a la maratón de quién lee más libros al mes o al año, sino, simplemente, disfrutar. Vivir historias de esas que te hacen evadirte, reír, llorar, suspirar.

Si lees un libro al mes, genial. Si lees cinco, genial. Si lees diez, genial.

Porque lo que cuenta, es que leas lo que te apetezca según el momento que te encuentres viviendo, y lo disfrutes. Y si quieres llevar un registro de las lecturas que has hecho, genial también. ¡Ojalá te hayan servido estas recomendaciones!

Contenidos exclusivos y mucho más

Usamos Brevo como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Brevo para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso

¡Suscríbete a mi newsletter Mensajes en una botella! Es la manera más sencilla de tener un contacto directo conmigo. Es gratuito, y cada semana recibirás un email con contenido exclusivo, curiosidades, sorteos… Además, solo por apuntarte te llegará la guía 50 novelas de romance LGBT que te recomiendo.

Deja una respuesta

*

×
Product added to cart

No hay productos en el carrito.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información.
Privacidad